Quizá sean las cosas de la Esperanza

Fotos: Sergio Aguayo.

La situación sanitaria provocada por la pandemia y las medidas decretadas para su control, obligaron a suspender la vestimenta de luto de Nuestra Señora de la Esperanza en este mes de noviembre, que dedicamos al recuerdo de nuestros hermanos y familiares difuntos. En este año además, tenemos muy presentes a quienes nos han dejado por el Covid-19 y a sus familiares. Por ello la Esperanza sigue vestida de Ella, de Esperanza. La razón es lógica y simple, ¿o no? Quizá sean las cosas de la Virgen. “Ni mejor, ni peor. Diferente”, en efecto. Ni mejor, ni peor…ESPERANZA.

Quizá Ella en este año ha querido que, aún en la situación que vivimos, no olvidemos que:

La Esperanza es lo primero que se gana…

‘Spes Est Fortitudo Nostra’

Esperanza Madre Coronada (autora: Rocío Bracero 2018; interpreta: Banda
Banda de Música Santa María del Alcor
).